Viven su peor crisis artesanos nacionales

Viven su peor crisis artesanos nacionales

Uruapan, Mich. Los artesanos mexicanos viven la peor crisis de su historia, lo que agudiza el abandono en que han estado desde hace décadas, aseguró el presidente de la Federación Mexicana de Artesanos AC (Femartac), Moisés Felipe Alejandre. “Hace casi un año, luego de que se inició la pandemia, los espacios de comercialización fueron cerrados sin dejar una salida”, indicó en entrevista.

La Femartac se conformó hace 20 años para exigir que se incluyera a los artesanos en programas sociales, de educación, salud, vivienda y apoyos familiares. Los avances fueron lentos y escasos. “A la fecha, la mayoría de estos artistas populares y sus familiares viven entre los cerros o en las inmediaciones de las comunidades, y no son tomados en cuenta”, apuntó Felipe Alejandre.

Moisés Felipe, oriundo de Paracho, Michoacán, afirmó que aproximadamente ocho millones de artesanos de México elaboran artículos de barro, cerámica, piel, madera, tejidos y cobre, entre otros.

El dirigente de la Femartac recordó que desde hace dos décadas organiza en varias ciudades el Encuentro Nacional de Artesanos, que incluye exposición y venta de productos procedentes de todo el país. “Participan unos 200 artistas populares de las principales etnias, pero lo más importante es que se promueven no sólo las artesanías sino también sus lugares de origen, que son cada vez más atractivos para el turismo”, dijo.

Oficios en extinción

Acotó que recientemente envió una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la cual le expuso que es tiempo de que los artesanos tengan espacios en el Poder Legislativo “para que haya una voz que luche, proponga, dignifique y les dé el lugar que merecen en la sociedad, porque no es justo que los puntos para comercializar sus productos estén siempre cerrados y limitados, independientemente de la pandemia”.

Subrayó que las nuevas generaciones han abandonado poco a poco el oficio de artesano porque no le ven futuro, requieren créditos y apoyos especiales, pero sobre todo mercados. “Muchos grandes maestros han fallecido, al igual que la escuela de la que formaron parte”, comentó.

Durante la Colonia surgieron especialidades artesanales en cada una de las comunidades de Michoacán, por ejemplo, la forja de cobre en Santa Clara; la alfarería en Santa Fe de la Laguna; muebles y madera en al menos 20 comunidades de la Meseta Purépecha; laudería en Paracho, rebozos y otros textiles de Charapan.

El presidente de la Femartac mencionó que durante décadas las autoridades de México han permitido la competencia desleal de artesanías hechas en China y el plagio de modistas y diseñadores extranjeros que se apropian de creaciones indígenas. Esto generó protestas, pero “a lo más que llegó el reclamo fue a un exhorto en la Cámara de Diputados”.

Fuente: La Jornada

Deja un comentario