Los números que hicieron de Michael Jordan una leyenda de la NBA

Los números que hicieron de Michael Jordan una leyenda de la NBA

El 17 de febrero es un día muy especial. Un día como hoy, pero de 1963, Michael Jordan, considerado casi de forma unánime como el basquetbolista más importante de la historia y del que se cuentan muchas anécdotas, nació en Brooklyn, Nueva York. 

De ahí se mudó a Wilmington, en Carolina del Norte, y comenzó a escribir una gran historia, con una exitosa trayectoria que inició desde el último año de preparatoria, cuando jugó en el prestigioso McDonald’s All-American Team; su exitosa carrera colegial con North Carolina (campeón de la NCAA en 1982) y elegido en el Draft de 1984 por los Bulls de Chicago con la tercera selección.

Ahí logró sus más grandes hazañas, como los seis títulos de la NBA, nombrado el Jugador Más Valioso en dichas Finales, además de sus cinco reconocimientos como MVP de la temporada. A sus 58 años, no queda ninguna duda de que la influencia de MJ en el deporte ráfaga es indiscutible. Para empezar, logró con los Bulls dos Three-peats (tricampeonatos), al ganar el primero entre 1990 y 1993, además de los de 1996-1998.

La marca es histórica si tomamos en cuenta que solo los Lakers de Minneapolis (1952-1954), los Celtics de Boston (1959-1966) y los Lakers de Los Ángeles (2000-2002) son los únicos equipos en ganar tres o más títulos de forma consecutiva.

De hecho, fue reconocido como el MVP en todas sus Finales. Ningún otro jugador ha tenido más nombramientos que él. Con decir que lo sigue en la lista LeBron James (cuatro MVP), además de Magic Johnson, Shaquille O’Neal y Tim Duncan (tres cada uno).

Además de sus anillos y MVP de Finales, ha sido MVP en las temporadas de 1988, 1991, 1992, 1996 y 1998, además de que ganó el MVP del All-Star en tres ocasiones, fue Defensivo del Año 1988 y Novado del Año en 1995.

A esto también le podemos sumar siete títulos como máximo anotador entre 1986 y 1993, además de otros tres entre 1995 y 1998, justo en su regreso tras el retiro. Sus 40.1 puntos promediados en las Finales de 1993 son lo más alto en la historia de la NBA por la definición del título. Para darnos una idea: Allen Iverson le sigue con promedio de 29.7 puntos.

Es el jugador que más veces ha liderado a la NBA como máximo anotador, superando a otro histórico como Wilt Chamberlain, que logró siete reconocimientos como máximo anotador de la campaña. MJ es tan influyente que tiene el mayor promedio de puntos en toda su carrera con 30.12 de promedio, ganándole a Chamberlain por muy poco (30.06).

De hecho, su promedio de carrera pudo ser mayor de no ser por su tercera etapa en la NBA, pero esta vez con los Wizards de Washington (21.2). Porque si tomamos en cuenta solo lo hecho en Chicago, su promedio es de 31.5 puntos de carrera. En lo que a números brutos se refiere, Michael Jordan es el quinto máximo anotador de todos los tiempos (32,292), debajo únicamente de Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone, LeBron James (aún en activo) y Kobe Bryant.

Disputó mil 72 juegos en toda su carrera profesional (1,039 de titular), además de 179 juegos de postemporada, todos como inicial. En la temporada 1986-1987 tuvo su mejor promedio de puntos por juego, con 37.1; mientras que el curso 1988-1989 fue el mejor en asistencias (8.0) y rebotes (8.0). En lo que a playoffs y Finales se refiere, Michael Jordan también es líder histórico con un promedio de 33.4 puntos.

Su influencia en el juego le valió su ingreso al Salón de la Fama del Baloncesto en 2009, junto con otros estelares como David Robinson, John Stockton (líder histórico en asistencias) y los entrenadores Jerry Sloan y Charlain Vivian Stringer. Pero muy pocos como MJ.

Michael Jordan (AP)

Fuente: Milenio

Deja un comentario