El teatro va a salir ganando tras la pandemia, afirma dramaturga

El teatro va a salir ganando tras la pandemia, afirma dramaturga

Hacer teatro en tiempos de pandemia es un acto de resistencia, pero también es una oportunidad única para la creatividad, dice la dramaturga Patricia M. Pedreguera (Ciudad de México, 1993), autora de la obra Al borde de la carretera, que se presenta los viernes vía Zoom en un formato experimental que cada día exploran más artistas.

En entrevista con La Jornada, la también directora escénica narra que una profunda tristeza y frustración invadió al gremio teatral cuando tuvieron que cerrar los foros en marzo para evitar contagios por Covid-19.

Sin embargo, añade, generar propuestas en línea nos ha obligado a experimentar con herramientas que no habríamos usado antes. Estamos jugando con los lenguajes del cine y del teatro de una manera más radical de lo que se venía haciendo.

Pedreguera forma parte de la compañía La Voz De Las Cosas y fueron invitados para presentar su montaje a través de la plataforma del teatro La Capilla. Los jóvenes teatreros decidieron enfrentar el reto y adaptar una obra que ya tenían planeado realizar de manera presencial.

Lo que vino después, reconoce la directora, “fue una locura, pues en la historia hay momentos en los que es muy importante el contacto físico y la interacción entre los personajes. Ahora, cada uno debe actuar desde su casa y hasta fungir como su propio técnico; dependemos del Internet de cada uno de ellos y de que no haya fallas con la señal.

“Antes pensábamos que hacer teatro por Zoom era absurdo, que ni siquiera era teatro, que al público no le interesaría, pero el experimento resultó un éxito; incluso, creo que a la obra le fue un poquito mejor el día del estreno (el pasado 21 de agosto) que si hubiera sido presencial: tuvimos más de 80 pantallas conectadas, pero había más de una persona por pantalla; al público le gustó.

“Seguramente cuando volvamos a los teatros se seguirán haciendo más experimentos con este nuevo lenguaje. El teatro va a salir ganando, aunque ahorita el panorama se vea incierto, pero debemos sumar y adaptarnos a los nuevos recursos.

Además, otra gran ventaja del teatro en línea es que nos pueden ver desde muchos lugares. En nuestro estreno hubo personas conectadas desde Canadá y Estados Unidos. La difusión que estamos haciendo en redes sociales nos ha ayudado a alcanzar a personas de todo el mundo a las que de otra manera no habríamos llegado.

Al borde de la carretera trata un tema polémico: el incesto. Plantea la desestabilización de uno de los personajes al enfrentarse a su pasado y, en ese sentido, fuimos jugando con las cámaras, aprovechamos ese recurso, continúa la directora.

“La obra se inicia con fondos neutros y blancos, vemos a los personajes como si estuvieran en una videollamada y, conforme comienzan a pasar las cosas, comenzamos a jugar con las cámaras, todo se distorsiona y enchueca; vemos parte de la casa de los actores.

“Otras escenas las resolvimos con videos que fuimos a grabar, con nuestros cubrebocas, con los actores por separado, y luego las editamos. Creo que nuestros protagonistas están felices, aunque son ellos los que se avientan la tarea más difícil.

Durante la función, los actores mueven sus cámaras, la iluminación, en las transiciones de una escena a otra deben hacer muchísimas cosas que el público no ve, corren de un lugar a otro de su casa, que se ha convertido en el escenario. Tenemos cuatro foros simultáneos, donde los familiares de ellos deben encerrarse en sus cuartos en lo que los actores participan en la función.

Para poder presenciar la obra se solicita un apoyo solidario que va de 100 a 300 pesos, también para generar conciencia acerca del trabajo de los actores y el equipo creativo que está detrás de ellos, porque el público debe saber que si bien nos apasiona hacer esto, en la compañía hay varias personas que viven del teatro y que ahora se las están viendo negras desde que se inició el confinamiento, puntualiza la dramaturga.

Los boletos se pueden adquirir en el vínculo https://boletopolis.com/es/evento/14621/ funcion/54621/boletos. Las funciones son los viernes a las 20 horas; la última presentación es el 11 de septiembre. Se puede solicitar un descuento escribiendo a las redes sociales de la compañía La Voz De Las Cosas y compartiendo historias incómodas familiares, pues el próximo trabajo escénico será, precisamente, acerca de la familia y sus silencios.

Estamos recopilando esas narraciones familiares de las que a nadie le gusta hablar. Guardaremos las historias para seguir generando obras, como material de difusión de manera anónima o como contenido e ideas para proyectos a futuro, concluye Pedreguera.

Fuente:LaJornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *