Clínica del Viajero de la UNAM tendrá módulos en AICM para pruebas covid-19

Clínica del Viajero de la UNAM tendrá módulos en AICM para pruebas covid-19

En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México comenzaron a operar módulos privados de tomas de muestras para detección de covid-19 y así los viajeros obtengan el certificado que les permitirá ingresar a Estados Unidos, Canadá, algunos países de Europa y Países Bajos, pero queda a libre decisión de los turistas extranjeros varados que dan positivos la decisión de aislarse en México.

En entrevista, Jorge Baruch Díaz Ramírez, director de la Clínica del Viajero, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que por “confidencialidad de datos” no pueden notificar a las aerolíneas ni a un tercero el resultado positivo SARSCoV2 de quienes se practiquen la prueba pero su deber, por ley, es notificar de manera inmediata al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

“Nosotros tenemos que guardar toda la confidencialidad y la privacidad que un paciente requiera ante la ley y ante su padecimiento. Estamos obligados por ley a notificar de manera inmediata a la autoridad sanitaria sobre este caso, porque es una notificación epidemiológica que se sube al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica y se le da un seguimiento especial”, detalló.

En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ya se instalaron los primeros laboratorios privados de detección de covid-19, en tanto que la Clínica del Viajero de la UNAM aún se encuentra a la espera de ser otorgados espacios para instalar sus módulos para efectuar las pruebas de antígenos y PCR.

Para Díaz Ramírez la gran diferencia que hará la Clínica de Viajero es no limitarse a entregar el certificado con validez internacional, inclusive con un QR se podrá cotejar en la plataforma en línea internacional en caso de que las autoridades de aquel país tenga dudas sobre el documento a la hora de que el pajarero ingrese a el.

La Clínica del Viajero de la UNAM, como ha sido su tradición desde hace 10 años, hará los estudios diagnósticos, pero en caso de que una persona dé positivo se le dará orientación sobre la importancia de aislarse y buscar atención, de no circular por el aeropuerto por su beneficio y de los demás para cortar con la cadena de contagios, evitar zonas con alta afluencia, dónde atenderse en caso de síntomas y signos, números que debe marcar para que las aerolíneas activen protocolos de flexibilidad de tarifas en el cambio de vuelo, hoteles y lugares donde quedarse por 14 o más días dependiendo el caso.

“Nuestra responsabilidad es darle seguimiento como equipo médico y clínica. En esta responsabilidad va más allá que un laboratorio”, aclaró.

La Clínica del Viajero cuenta con un área de atención y asesoría externa por ello, como el resto de laboratorios, tramitó todos los permisos requeridos para instalar sus módulos de tomas de muestras al interior de los edificios de las terminales 1 y 2.

“Nosotros estamos certificados y avalados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) desde agosto de 2011. Contamos con un permiso de funcionamiento desde el 26 de enero de 2021, en especificó, para el centro de muestras. Algunos laboratorios ya se están instalados. Lamentablemente la UNAM está en la gestión. Todavía no hay repuesta por parte del aeropuerto para montar e instalar los módulos. Estamos esperando.

“El director del aeropuerto nos comentó que este martes 2 de febrero ya nos iban a asignar un lugar en la terminal 2 y esperamos que en esta misma semana nos notifique a dónde trasladar nuestro módulo de muestras en la zona federal de la terminal 1”.

Para la Clínica del Viajero la persona que se hace una prueba y resulta positiva “adquiere la característica de paciente. Tiene una necesidad de salud real. Nuestra obligación es orientar al paciente con toda la evidencia científica disponible y nuestra recomendación es que se aísle durante todo el periodo, y también darle seguimiento diaria. Es parte de nuestra responsabilidad como equipo médico. Nuestra responsabilidad va más allá de un laboratorio. Un laboratorio te da un reporte y ya.

“Nosotros somos una clínica y necesitamos hacernos cargo de los pacientes”, dijo tras referir que la labor efectuada es esencial ya que contribuyen con información, sin ningún tipo de cohesión, para que el viajero,  que carezca de casa en la Ciudad de México, entienda la importancia de aislarse, buscar ayuda clínica, quedarse en un hotel, cambiar la fecha de su viaje y dónde atenderse.

La Clínica del Viajero cuenta con un espacio pequeño, desde hace años, adyacente al aeropuerto pero ahora tiene la probabilidad de contribuir con la detección, diagnóstico, en su caso orientación, seguimiento de la persona afectada y acatar más exigencias de los países que requieren ese certificado.

“El pasajero tendrá que notificar a través de un teléfono que ponen a disposición todas las aerolíneas si es que es positivo el caso para activar justamente el protocolo de tarifa flexible y paquetes para las personas que salen positivas. Hablan, avisan, cambian sus vuelos“.

Sobre la lógica que tiene hacerse una prueba horas antes cuando esa persona puede estar asintomática y no se tiene la carga viral necesaria para detectar el covid, dijo. “En efecto, se detectan a las personas que tienen gran carga viral. Se elimina el riesgo que las personas con gran capacidad de contagio aborden los aviones. Esto en la lógica. Obviamente solamente se pueden detectar siete de cada 10 casos, en promedio, dependiendo de la prueba. Quedarán tres de cada 10 pero ya es menos y son los menos contagiosos”, precisó.

Fuente : Milenio

Deja un comentario