Asesinan a familia en Altotonga, Veracruz; niña de 8 años entre las victimas

Asesinan a familia en Altotonga, Veracruz; niña de 8 años entre las victimas

Tres integrantes de una familia fueron acribillados a balazos a bordo de una camioneta Nissan en la colonia Del Valle, en Altotonga, entre las víctimas se encontraba una niña de nueve años, el brutal crimen se registró la mañana del sábado.

A las 06:00 horas, el comerciante Eduardo Méndez Hernández salió de casa para ir a trabajar en la venta de pollo destazado, acompañado por su esposa de nombre Zita A.B., así como su pequeña hija Sarahí M.A., de nueve años.

Subieron a la camioneta Nissan color gris, placas SF-19402 de Puebla, tipo plataforma, pero antes de que arrancaran fueron sorprendidos por criminales desconocidos los cuales los atacaron a balazos, en la Prolongación Aldama.

Al escuchar las detonaciones, familiares de las víctimas salieron de sus casas para ver qué había ocurrido, descubriendo que en la cabina de la camioneta se hallaban los cadáveres de los tres integrantes de la familia.

Policías municipales de Altotonga, al mando de Minerva García, acudieron al lugar a bordo de las unidades 06 y 012, para acordonar el área, además fueron desplazadas al sitio unidades de Seguridad Pública y una partida de militares del 111 Batallón de Infantería de Perote.

Se estableció que las víctimas presentaban heridas por proyectil de arma de fuego en la cara y el pecho, el comerciante Eduardo Méndez quedó sin vida sobre el asiento del conductor, su pequeña hija en medio y su esposa sobre el asiento del copiloto.

Un perito criminalista de la Fiscalía de Jalacingo realizó el levantamiento de los tres cadáveres, iniciándose la Carpeta de Investigación 327/2020 por delito de homicidio doloso calificado.

En la escena del crimen, el perito criminalista aseguró 15 casquillos calibre 30M1, elementos balísticos que fueron incorporados en Cadena de Custodia a la Carpeta de Investigación citada.
Las víctimas fueron identificadas como:
-Eduardo Méndez Hernández, de 35 años, comerciante.

-Zita A.B., de 41 años, comerciante.
-Sarahí M.A., de nueve años.

La policía se enteró que, hace dos años, el comerciante Eduardo Méndez recibió una cartulina con un mensaje donde le exigían la cantidad de 100 mil pesos por seguir trabajando en la venta de pollo destazado.

En ese mensaje le advertían que si no pagaba le levantarían a un miembro de su familia, ya fuera a su esposa Zita o a alguno de sus hijos, incluso enviaron un número de celular para que se comunicara para hacer el pago.

Los antecedentes refuerzan la línea de investigación de la policía que tendría que ver con un homicidio por el cobro de piso, los detectives de la Ministerial ya investigan el brutal crimen pero sin pistas de los responsables.

Fuente: Notiver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *